Solemne:

Estás en tu eje, estas en medio de una de las batallas que libra el ego, has visto revolotear dragones de fuego, o sentir que de un simple viento rápidamente se convirtiera, en el griseado perlado más oscuro tenebroso tornado, con grados de libertad condicional, que antaño se mimetizaba en él, se aguanta, porque es tema de labranza más que de ejecutar andanzas por terceras miradas, buscando con palabras accionar la templanza, de seres a kilómetros de distancia, aunque los cobije una estructura con forma de casa, un amor de calabaza, parece dulce hasta por fuera de la cáscara, un amor de tintorería que bien se plancha, para la reflexión con la mirada ajena, donde no suenan los relámpagos del sentir individual, donde la imagen del material es vaga, sumando horas de vuelo a la nada, o por miles de accidentes geográficos visites, e intentes compromiso con las culturas o los lugares, aportando creer aún más de lo que interpretas, por expresar mareas de anécdotas creyendo ser liberado en un sinfín de esculapios, ya que se toma como remedio, aunque en realidad es otra parte más del acelere mono cromático, de la gama terriblemente expuesta en colores de nuestro conocido universo, o de bajo recuerdos recortando las infinidades de lugares pequeños, con un caudal de vivencias perdidas al destiempo de nuestros vivires, te sometes al cernidor de amistades, que, con el temor de aplicar criterios ves, de tanto en tanto, por no saturarte del medio, ni saturar a los demás con tus pensamientos, para sentirse en un verdadero desierto regado por caracteres, para, que de combinarse con los matices de los mares te verás navegando a contramano de las corrientes comunes de los sentidos ajenos, entonces vuelves tus miradas en un océano de extremos criterios, secas tus ropas de las humedades del tormento e intentas un planchado a mano como fracaso del experimento, razones por volteo algunos parecen crear pues las barreras, a sortear, no poseen vías de simple trazo para cruzar, miraran exhorto la apatía política con la que resuelven las controversias vividas, pues se surten sin albedrío en la discriminación del gentío, creyendo ser liberado por el bien supuesto solemne acaecido, rebotando a este el sin número de agravios, qué, por justa causa no lo solucionarán por un milenio, mientras quedan sus apellidos, sus nombres expuestos a quienes cuenten las historias, por sobre bajos que preceptos; entonces te ves de nuevo en medio de las irregularidades de conceptos donde leyes y criterios lógicos, éticos, juegan en una fiesta de disfraces a ver quién es el más complejo en coherencia, dando pocas soluciones al pueblo, soltando más riendas sueltas a quienes a elegido el equivocado soberano, arrodillado, sin labranza, sangra su mano de anárquica desconfianza, al arrojar tenaz la piedra que usurpa de sus propias entrañas, para desgarrar al hermano vestido, cernido de poder artificial…en siclos donde patria, no es libertad mientras el poder se negocia en la mediocridad del tugurio intelectual, aplastado por la dineraria tiranía que paga verdad…

                                                                             (©Daxiel)

WP_20181026_14_15_42_Pro[1]

Anuncios
Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Frase trigésimo sexta:

Como los labios yacen congelados, cianóticos,

en las espinas de un archipiélago angelado,

el foco ilumina al tirano, por saciarlo a contramano

por sentirle vivo, sospechas, estar por ser profanado…                                                                                 (©Daxiel)

DSCN0747

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Frase trigésimo quinta

El tiempo, ese mismo que arremete contra tu cuerpo, alimenta de sabiduría al órgano, que todo lo enaltece, cuando la misma algarabía de creer que la sanidad esta en su monotonía, te movilizas, lo tiras de las patas, para que se asome, por la barranca de la vida… 

©Daxiel

WP_20161220_10_08_37_Pro

 

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Frase trigésimo cuarta:

Los silencios dan sentido por aquella soledad, la mirada llana no quiebra la realidad, el vacío simula una perpetuidad, en una celda de epitelio y humedad.

©Daxiel

WP_20180927_16_51_18_Pro (2)

naufragio de: “Vencedor”

Vencedor

imagen tomada de la web

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

La mirada vacía, en un corazón con algarabía:

                                 Es un hombre sin remedios, sus sentidos buscan soluciones en lo simple, no acepta su puesta resolución, mira sin algarabía los pasos de su vida, en las noches no ha de extrañar sus comodidades, sin vanidades se replicaba, sin ellas no se vería con la felicidad y nada fragilidad que hoy se encuentra; desde el principio el conocía de su futuro, el sin soñar su camino y mucho menos desafiar su destino, tuvo bien en claro que su mejor techo serán las estrellas, esas mismas que acarició sin centellas, sin reclamos a sus propias moralejas, si reconoce soñar más de la cuenta, en ese cuerpo frágil de una menuda sobria de castaños cabellos, con risa de entelequia, a quien tampoco acaricio su refinada piel tersa, pero nada pequeña de enormes cualidades, percibía infinidad de lunas que por miradas longevas precipitan las actualidades superpuestas a las moralidades vencidas, su apariencia no es reñida aunque manifiesta ser sometida como escudo de interpretar en la vida; entonces aligerado por lo que para muchos es fracaso, de expresión eximía exiliados cánones de subsistencia, sospecha de hasta su sombra, que ve despegar como en pelea, no le da trascendencia a la vulgaridad de despertar por su compleja mirada, mutilada de abstinencia, hasta la próxima luna llena, que traerá nuevas mareas sin sobre cargos de algarabía, las voces suenan lejanas, a quienes correspondían, los cristales de una carente simetría, se ensañan por la metodología del perfeccionista, qué dejo de ser, emergentes de sensaciones nuevas de vida, yacen acéfalos los tactos del pasado desgastado sin generar mellas a los sueños que no abrigan melancolías de ambiguas osadías, o quebrantos desesperados por la sangre corrida, sueña un sueño, sin comas, ni remedios, siente su piel fresca como carente de tiempo, alza de nuevo su vista y vuelve a su realidad mirando un límpido, cerrado y nocturno cielo, brillante en demasía, se vuelve a dar vuelta mientras acomoda sus cuencos para dar forma a su cuerpo, en aquel pequeño accidente geográfico, sorteado por un camino en forma de enlace, entre dos orillas con pilares de sostén, cerrando sus ojos escucha el zumbido generado por un bólido que a velocidad quebranta su tiempo, aunque ya no lo registra, entonces liberado de ataduras sin cuentos, con párpados temblorosos siente inspiración de nuevo, por soñar en aquel amor, que lo dejo sin vida, ni criterios, se somete a un próximo encuentro pues cada vez que duerme profundo le aparece aquel rostro limpió de sujeciones, sus comisuras labiales se acomodan acercándose a sus órbitas oculares, cual curva que todo lo equilibra, se siente pleno de libertad incondicional, en aquella línea ve un mapa a temporal que lo traslada como una guía sin arbitrariedad, pero todo esto no es realidad, el solo lo sabrá al despertar con el alma llena de amar, si hasta percibe  como si a orillas de un enorme mar, se encontrara, de fondo le retumba el rugir espumoso del océano en reposo, ni la compañía de un can pulgoso ha podido conservar, añora a aquel brioso marrón animal de pelaje corto; en esta mezcla de deseos yace sin tiempos, sin importar su cronología, que ya no le amedrenta cuando sostenía su vida de generar dineros, que solo le traían trastornos a su empatía. Empieza a clarear, los cirros se muestran como en un altar, otro nuevo día, hoy ya no tiene rutina, sus pieles no huelen a lavandas o a perfumería, sus hábitos nunca serán como los del día anterior, se preocupa por no repetir patrones, su única meta de vida es saber que su sueño lo mantiene en deseo permanente, ya que no se siente ni quiere ser dueño de su destino al que abriga abrazando día tras día, sin sobre estimular al ego se siente que es un privilegio amar soñando y soñando con un amor real, verdadero como valedero, se sabe al verse donde está envuelto en un pobre hombre que por amor perdió hasta sus tientos, pero prefiere un amor valedero que miles de caricias perdidas en el tiempo.

(©Daxiel)

WP_20180204_10_08_10_ProWP_20180204_10_08_24_Pro.jpg

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Frase trigésimo tercera:

El tiempo alimenta a una razón asimétrica, con sonidos de éticas moralidades, que solo se sustentan en mitologías institucionales…

                                                                                                                                                      ©(Daxiel)

15

 

Publicado en Uncategorized | 2 comentarios

Frase trigésimo segunda:

En cuantos pasos el pasado borra las huellas, en cuantos suspiros corta el aliento, el destrozo interno es invisible al ser, las cicatrices eternas las llevas certeras, pero nunca, nunca en la piel…

©(Daxiel)

Publicado en Uncategorized | 6 comentarios

Frase trigésimo primera:

Es la humilde vida un descrédito, cuando no tiene juegos de amores inciertos, pues sostiene con crédula certezas nada que genere tormentos, porque la sangre fluye siempre por el mismo cuenco, revolcando las lípidicas neuronas en su mismo estiércol.

                                                                                                                           ©(Daxiel)

DSCN0813

Publicado en Uncategorized | Deja un comentario

Frase trigésima:

Tal vez un argumento con varias lunas de sustentó, cerrazones sin astro ni venus,

epitafio apócrifo de un narciso muerto,

sangres entintadas sin papeles como juegos,

vestigios de intentos por unos pocos fragmentos,

ergo de fracasos por húmedos empeños, simulacro de primavera hasta en el más crudo invierno.

(©Daxiel)

WP_20180527_15_36_53_Pro

Publicado en Uncategorized | 5 comentarios

Pienso:#4

Un criterio misterioso, que inclusive sufraga, en la melancolía del poseer, para quienes aman la poética inmensa del mar, la mística tragedia del naufragar, la inmensa osadía del amar, en un contexto de desierto en la humanidad…

                                                                                                                                                                                DSCN0845 ©(Daxiel)

Publicado en Uncategorized | 4 comentarios