Solemne:

Estás en tu eje, estas en medio de una de las batallas que libra el ego, has visto revolotear dragones de fuego, o sentir que de un simple viento rápidamente se convirtiera, en el griseado perlado más oscuro tenebroso tornado, con grados de libertad condicional, que antaño se mimetizaba en él, se aguanta, porque es tema de labranza más que de ejecutar andanzas por terceras miradas, buscando con palabras accionar la templanza, de seres a kilómetros de distancia, aunque los cobije una estructura con forma de casa, un amor de calabaza, parece dulce hasta por fuera de la cáscara, un amor de tintorería que bien se plancha, para la reflexión con la mirada ajena, donde no suenan los relámpagos del sentir individual, donde la imagen del material es vaga, sumando horas de vuelo a la nada, o por miles de accidentes geográficos visites, e intentes compromiso con las culturas o los lugares, aportando creer aún más de lo que interpretas, por expresar mareas de anécdotas creyendo ser liberado en un sinfín de esculapios, ya que se toma como remedio, aunque en realidad es otra parte más del acelere mono cromático, de la gama terriblemente expuesta en colores de nuestro conocido universo, o de bajo recuerdos recortando las infinidades de lugares pequeños, con un caudal de vivencias perdidas al destiempo de nuestros vivires, te sometes al cernidor de amistades, que, con el temor de aplicar criterios ves, de tanto en tanto, por no saturarte del medio, ni saturar a los demás con tus pensamientos, para sentirse en un verdadero desierto regado por caracteres, para, que de combinarse con los matices de los mares te verás navegando a contramano de las corrientes comunes de los sentidos ajenos, entonces vuelves tus miradas en un océano de extremos criterios, secas tus ropas de las humedades del tormento e intentas un planchado a mano como fracaso del experimento, razones por volteo algunos parecen crear pues las barreras, a sortear, no poseen vías de simple trazo para cruzar, miraran exhorto la apatía política con la que resuelven las controversias vividas, pues se surten sin albedrío en la discriminación del gentío, creyendo ser liberado por el bien supuesto solemne acaecido, rebotando a este el sin número de agravios, qué, por justa causa no lo solucionarán por un milenio, mientras quedan sus apellidos, sus nombres expuestos a quienes cuenten las historias, por sobre bajos que preceptos; entonces te ves de nuevo en medio de las irregularidades de conceptos donde leyes y criterios lógicos, éticos, juegan en una fiesta de disfraces a ver quién es el más complejo en coherencia, dando pocas soluciones al pueblo, soltando más riendas sueltas a quienes a elegido el equivocado soberano, arrodillado, sin labranza, sangra su mano de anárquica desconfianza, al arrojar tenaz la piedra que usurpa de sus propias entrañas, para desgarrar al hermano vestido, cernido de poder artificial…en siclos donde patria, no es libertad mientras el poder se negocia en la mediocridad del tugurio intelectual, aplastado por la dineraria tiranía que paga verdad…

                                                                             (©Daxiel)

WP_20181026_14_15_42_Pro[1]

Anuncios

Acerca de Daxiel

Nada especial...Subrayando los afectos y los aprecios, dejando subliminal la tristeza del final. (Daxiel)☺
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s